Inteligencia Artificial en el sector industrial: Historia y casos de uso

Definitivamente las nuevas tecnologías están impulsando la mejora del sector industrial, como es el caso de la Inteligencia Artificial.

Por esta razón, en el post de hoy te contaremos por qué surge la Inteligencia Artificial y para qué se utiliza en el sector industrial.

Un poco de historia sobre la Inteligencia Artificial

La evolución experimentada por la Inteligencia Artificial en los últimos años ha permitido su incorporación en la mejora y automatización de múltiples procesos, afectando a todos los sectores. Esto, ha proporcionado ventajas competitivas, antes, inimaginables.

Dada la importancia de la Inteligencia Artificial, vamos a contextualizar su origen.

Si nos centramos en la Visión Artificial (técnica o por computadora), comenzó con los experimentos de neurocientíficos realizados en 1959. Aquí se descubrió que el procesamiento de imágenes en el cerebro humano comienza con formas simples.

Tan solo 4 años más tarde, en 1963, en el plano académico, la Inteligencia Artificial fue capaz de interpretar la tridimensionalidad a partir de una imagen plana.

Años más tarde, en 1974, OCR apareció ayudando a interpretar el texto escrito en “cualquier” superficie.

Y fue, en 1980, gracias a Kunihiko Fukushima, cuando pudimos empezar a hablar de redes neuronales capaces de reconocer visualmente patrones.

Entrando en el nuevo milenio, año 2.000, se implantó el reconocimiento facial en tiempo.

Una década más tarde, en 2.010, comenzamos a disponer de conjuntos de datos (imágenes etiquetadas) que permitieron la clasificación de objetos a través de redes neuronales (ImageNet, COCO).

Desde ese momento hasta la actualidad, las redes neuronales convolucionales y, más recientemente, los Transformers, han dado entrada a nuevas arquitecturas, haciendo evolucionar esta tecnología a pasos agigantados.

Esto está provocando que disciplinas como las matemáticas, la física, la química y la medicina, entre otras, persigan el sueño de imitar el funcionamiento del cerebro humano.

Esta evolución de la tecnología, y con ella, de la Inteligencia Artificial, está haciendo que, día tras día, los seres humanos, y más concretamente, los negocios, podamos optimizar todas nuestras funciones consiguiendo unos resultados mejores, más rápidos y fiables.

¿Hacia dónde se dirige el futuro del trabajo?

Uno de los campos más importantes en el mundo de la Inteligencia Artificial es el de la Visión Artificial, debido a su gran su versatilidad.

La Visión Artificial es aplicable en todos los ámbitos y sectores, sin necesidad de una sensorización compleja.

Hoy en día, disponemos ya de dispositivos para la captura de información de alta calidad y precisión. El análisis de estos datos nos permite resolver infinidad de problemas y mejorar procesos y toma de decisiones.

¿Por qué destaca la Inteligencia Artificial en el mundo industrial?

Últimamente, la Inteligencia Artificial está ganando especial importancia en el mundo industrial, ya que, aplicando ésta con la sensorización de la maquinaria, se consigue el desarrollo de nuevos y mejorados procesos basados en los datos capturados.

Además, los Gemelos Digitales, alimentados debidamente con la información de los sensores de las máquinas, permiten realizar un análisis, en tiempo real, del estado de los procesos de fabricación.

Esto permite a las empresas anticiparse a posibles fallos o, incluso, simular situaciones (más o menos catastróficas) para tener preparas respuestas de emergencia.

¿Cómo mejorar la información de la que disponemos?

Todavía queda mucho para que todas las máquinas tuvieran la sensorización de la que hemos hablado y aportasen la información necesaria para aplicar la Inteligencia Artificial, para analizar y mejorar los procesos.

Por lo tanto, ante este escenario, hay dos sentidos que nos pueden ayudar a mejorar la información de la que disponemos: la vista y el oído.

¡Cuántas veces habremos dicho “vamos a VER qué pasa”!

Pues muy bien, ahora es el momento de que dejemos que una máquina, con una capacidad de cómputo mejor que la humana, vea qué pasa y nos informe.

Especialmente, cuando hablamos de entornos mixtos, en los que el proceso de producción está siendo operado por maquinaria y personas a la vez. ¿Tenemos información sobre la precisión de las tareas realizadas por las máquinas? ¿Y de las realizadas por las personas?

Bajo esa pregunta, el problema aparece cuando el error se descubre al final de la cadena productiva, y, por tanto, cuando ya no tiene arreglo posible, suponiendo un coste alto.

El análisis de imágenes nos aporta un conocimiento, del estado de un proceso, más o menos inmediato, que nos permitirá descubrir un error antes de que sea demasiado tarde.

¿Qué ejemplos de Inteligencia Artificial utilizamos casi a diario?

Veamos algunos ejemplos de Inteligencia Artificial:

En una revisión del embarazo, un médico no puede ver por sí mismo a un bebé mirando fijamente la barriga de su madre, sino a través de un ecógrafo.

Un ojo humano no ve en la oscuridad, pero sí lo hará con una cámara de visión nocturna o de infrarrojos.

El mismo ojo humano tampoco puede ver la temperatura de una superficie, pero sí con ayuda de una cámara termográfica.

Estos dispositivos, entre otros, aportan imágenes que se pueden analizar para extraer información, procesarla (aplicando algoritmos de Machine Learning y Deep Learning) y sacar conclusiones fiables.

¿Qué solución de Inteligencia Artificial se podría utilizar en el sector Industrial?

En el mundo de la Visión Artificial, actualmente hay dos posibilidades principales en función de dónde se ejecuten los algoritmos de Inteligencia Artificial:

  • Local, conocida como Edge Computing,
  • Remota, en Cloud.

Teniendo en cuenta la necesidad de respuesta inmediata existente en determinados procesos industriales, la mejor solución sería el uso de Edge Computing.

¿Podría implantar una solución de Inteligencia Artificial en el sector Industrial?

En Bravent, dada nuestra experiencia en el mundo industrial con sistemas de análisis de imágenes, nos hemos asociado con Intel y Microsoft, para dar respuesta a las necesidades del sector industrial.

La creación de Industrial Vision Solution nos ha permitido realizar procesos de inspección visual en cadenas de montaje y para el aseguramiento de la calidad.

¿Qué ventajas tiene implantar Inteligencia Artificial en una empresa industrial?

Las ventajas son inmediatas, entre las más destacables se encuentran:

  • Optimización de costes.
  • Aseguramiento de la calidad del producto.
  • Velocidad de implantación y aprendizaje automático.
  • Inspección inteligente para maquinaria industrial y ensamblaje de piezas.

Pero hay muchos más casos de uso en los que ya estamos trabajando.

¿Quieres saber qué puede hacer la Inteligencia Artificial por tu negocio?

Comenzando por el mundo de la Construcción, podríamos destacar el análisis del avance de obra, la inspección automática del material entregado por los proveedores, apoyo a los mecanismos de seguridad de los trabajadores, entre otros.

Si nos detenemos ahora en el sector servicios:

En Retail, por ejemplo, la capacidad de revisar los productos y los lineales en los que están expuestos de manera automática, evitando el desabastecimiento.

En Salud, el apoyo al equipo médico con la inspección automática de determinadas pruebas diagnósticas (en este caso, el componente humano muy importante).

En Hostelería, la revisión de espacios (restaurante, aseos, zonas de pedidos, etc.) para garantizar su correcto funcionamiento y presencia.

¿Merece la pena la Inteligencia Artificial?

¡Claro que sí! En este post no hemos hecho más que darte una pequeña pincelada de todo lo que se puede hacer y todo lo que podrías conseguir en tu negocio para ver la repercusión en los resultados de venta y la productividad.

¿Todavía quieres saber más? ¿Te gustaría una información personalizada acorde a tu core de negocio?

¡Contáctanos para que uno de nuestros expertos pueda asesorarte!

Te recomendamos leer:Vision Artificial Industria 4.0, un avance en la digitalización

      ¡Hola! Bienvenido

      !Estoy online! Pregúntame