Revolución tecnológica en el mercado laboral

/, formacion/Revolución tecnológica en el mercado laboral

Revolución tecnológica en el mercado laboral

Existe en la sociedad actual un miedo irracional a la pérdida de puestos de trabajo debido al auge de las nuevas tecnologías. Sin embargo, las estadísticas muestran un aumento de las vacantes tecnológicas que las empresas no logran cubrir.

Los perfiles STEM (science, technology, engineering and mathematics) aumentarán sus vacantes previstas en 900.000 en menos de dos años dentro de nuestro continente. Europa empieza a acusar una falta de talento dentro del campo del tratamiento de datos, dado que el almacenamiento de información en la nube no aporta ningún valor a las empresas si no se cuenta con un analista de datos, estadista o matemático que sea capaz de interpretarlos y traducirlos en un valor tangible para el negocio.

La incorporación de nuevas tecnologías en el día a día de las empresas supone un problema para profesiones más tradicionales tales como administración, labores de oficina, manufacturas o cadenas de montaje. A diferencia de estas profesiones, los puestos de trabajo relacionados con tareas creativas o tecnológicas ganan cada vez más valor en el mercado, ya que permiten a las empresas reducir el coste de personal. A pesar de esto, no todo son buenas noticias, ya que esta transformación radical en el mercado laboral aumenta la desigualdad salarial, sufriendo las repercusiones todos aquellos profesionales que no puedan adaptarse a las nuevas tecnologías.

Otra de las consecuencias más visibles de este cambio es la del aumento de trabajadores freelance como fuerza de trabajo principal de las empresas. La diferencia que supone para una empresa aumentar su número de trabajadores por cuenta propia se traduce en organizaciones más horizontales y con mayor poder de negociación por parte de los empleados.

Los beneficios de ser freelance son incontables, aunque destacan por encima de todo la flexibilidad en la jornada y en la ubicación desde la que se trabaja, la autonomía en la toma de decisiones y la posibilidad de trabajar en otras áreas sin tener que dejar tu trabajo. Sin embargo, la inseguridad que plantea hace que en muchos casos no resulte atractivo ese cambio en la modalidad del contrato.

Por suerte, en algunas empresas como Bravent ofrecemos esas ventajas sin los inconvenientes que acarrea la inestabilidad de este tipo de contrataciones. Contamos con jornada flexible y días de teletrabajo que podemos escoger en función de nuestros horarios personales, para conseguir así la libertad de un trabajador por cuenta propia sin añadir nuevas preocupaciones a nuestra vida.

¿Te has sentido identificado con este artículo? ¡Visita nuestra página de Careers e infórmate de nuestras vacantes abiertas!

2018-09-19T07:39:55+00:00