Migrar a la nube ¿Azure o AWS?

//Migrar a la nube ¿Azure o AWS?

Migrar a la nube ¿Azure o AWS?

Las empresas son cada vez más conscientes de las ventajas de migrar sus servidores a la nube.

La nube (‘cloud’) se ha convertido en un paradigma que ofrece optimización de costes operativos, reduce riesgos, ofreciendo la posibilidad de una menor inversión inicial, proporciona flexibilidad de acceso y el uso eficaz de recursos.

La oferta de nubes en el mundo digital es amplia y en la mayoría de los casos puede resultar complicado decidir qué tipo es el idóneo para nuestra entidad.

 En la mayoría de las ocasiones las empresas  buscan una solución para: crear infraestructuras, desarrollar aplicaciones modernas, obtener información a partir de datos o bien administrar identidades y accesos. Para ello antes de decidirse, muy a menudo, emiten una valoración entre los siguientes contendientes: Amazon Web Services (AWS), Google’s Compute Engine (GCE), HP, IBM (SoftLayer), Microsoft Azure y Rackspace.

Fuente Gartner Magic Quadrant 2014 [1]

Previamente es necesario llevar a cabo una reflexión del proceso de migración y sus implicaciones para su empresa en particular a través de los siguientes pasos:

  1. Analizar los procesos internos y evaluar las necesidades empresariales.

¿Cuál será el uso exacto de la nube?

¿Qué aplicaciones o cargas de trabajo desea llevar a la nube?

¿Cuáles son sus requisitos de seguridad?

¿Nube privada o pública? 

  1. Estudiar cómo la nueva tecnología se adaptará a su negocio

¿Cuáles son las implicaciones para su equipo IT actual?

¿Son sus licencias y software compatibles con la nube?

¿En qué estado se encuentran los datos que debe migrar a la nube? 

  1. Determinar las condiciones de partnership con el proveedor

¿Cómo será la interacción con el proveedor?

¿Cuánto tiempo será necesario para la migración?

¿Cómo se establecerán los planes y precios?

¿Qué tipo de soporte se ofrece?

¿Cuál será el nivel de portabilidad para cambiar de entorno?

Con nuestras respuestas ya podemos plantearnos un estudio comparativo de las opciones disponibles. En nuestro caso nos centraremos en los líderes de la industria, los dos titanes con recursos para hacer sus servicios en la nube tan robustos y expandibles como deseen: Windows Azure y Amazon Web Services (AWS).

AZURE Vs AWS

Podemos diferencias tres grandes áreas en este tipo de entornos

  • Infraestructura como servicio (IaaS): En IaaS, el proveedor proporciona la infraestructura, como los recursos de red, almacenamiento, o de cómputo. El cliente gestiona su propio software en la parte superior del hardware del proveedor, por lo general incluyendo el sistema operativo y para arriba.
  • Plataforma como servicio (PaaS): En PaaS, el proveedor proporciona la infraestructura y una plataforma de desarrollo de aplicaciones que generalmente incluye el sistema operativo, base de datos y servidor web. Los clientes a administrar sólo sus propias aplicaciones.
  • El software como servicio (SaaS): SaaS es un modelo de distribución de software en el que las aplicaciones están alojados por un proveedor y puestos a disposición de los clientes en una base de suscripción.

Windows Azure  

Fácil integración con otras herramientas Microsoft, paquetes competitivos y garantía seguridad con back up multi-nube. 

Posiblemente el valor añadido más importante que ofrece Microsoft sea la relación estrecha con sus clientes.  Durante décadas ha comercializado sus servicios en el frente corporativo lo que les permite ofrecer paquetes de servicios atractivos, garantía de confianza y facilidad de aceptación entre los empleados.

En una encuesta de Gartner[2] (empresa consultora y de investigación de las tecnologías de la información con sede en Stamford, EEUU) el 64% de los usuarios de Azure encuestados afirmaron que el detonante de su decisión fue su relación previa con Microsoft. Es más, gran parte de la ventaja de Microsoft yace en su capacidad para integrar su plataforma con otros productos Microsoft que están muy establecidos dentro de las empresas en un ámbito global.

Por ejemplo, un equipo IT que ha invertido tiempo y recursos en Office 365 o la plataforma Hyper-V seguramente considere Azure como una extensión natural de sus operaciones actuales.[3]

Azure es la única plataforma en la nube que Gartner ha calificado como líder en el sector para infraestructura como servicio (IaaS) y plataforma como servicio (PaaS). La eficaz combinación de los servicios administrados y sin administrar permite crear, implementar y administrar aplicaciones para obtener altos niveles de productividad.

Azure no limita a los consumidores a los productos de Windows, es más, ofrece máquinas Windows, Linux o BSD a precios que compiten con Linux, incluye la mayoría de las tecnologías de código abierto así como una variedad de herramientas de propiedad de terceros y admite cualquier sistema operativo, lenguaje, herramienta y marco, ya sea Windows, Linux, SQL Server, Oracle, C# o Java.

Existe la posibilidad de combinar un centro de datos y la nube pública, lo que Microsoft denomina como híbrido. Un pasaporte a lo mejor de los dos mundos, pudiendo ampliar las opciones de TI sin complejidad añadida. El almacenamiento de datos, las copias de seguridad y la recuperación resultan eficientes y económicos. Además es sencillo crear aplicaciones que abarquen tanto la infraestructura local como la nube.

Azure se puede ampliar o reducir rápidamente para adaptarse a cualquier demanda, éste es su popular ‘pago por uso’. Existe la opción de facturación por minuto y además Microsoft se compromete a el igualar los precios de la competencia para los servicios de infraestructura conocidos, como el proceso, el almacenamiento y el ancho de banda. Además toda la información almacenada en Azure se puede exportar a otros entornos sin ninguna restricción.

Se ejecuta en una red global de centros de datos administrados por Microsoft en 19 regiones.

 

Amazon Web Services (AWS) 

Fácil de usar, gran escala e innovador

Amazon Web Services ofrece un conjunto de servicios globales de informática, almacenamiento, bases de datos, análisis, aplicaciones e implementaciones.

Al igual que Azure, AWS  ofrece facilidades en la movilidad de licencias Microsoft sin embargo el proceso  se presenta más complicado y tedioso ya que se han de rellenar varios formularios, esperar a la validación por parte de Microsoft y además la movilidad no incluye el 100% de las licencias disponibles en el mercado. [4]

Como Microsoft, Amazon basa su método de facturación en un sistema de pago por uso sin necesidad de hacer una gran inversión inicial. Sus planes se pueden ampliar o reducir rápidamente para adaptarse a cualquier demanda.

AWS ofrece una capacidad inmensa en sus servicios en la nube. Gartner estima que tendría aproximadamente cinco veces más capacidad que la combinación de sus 14 competidores inmediatos.[5]  Así como Azure, AWS cuenta con una red de múltiples centros de datos independientes localizados en más de diez países.

Además AWS integra en su oferta proveedores de red externos que funcionan directamente con su nube, ofrece productos competitivos para bases de datos, analíticas y datos a través de un producto constituidos por bloques que el usuario organiza a su conveniencia.

AWS ofrece un producto escalable a unos niveles astronómicos de forma rápida y bastante intuitiva.

Amazon invierte continuamente en el desarrollo de innovaciones en el mercado del ‘cloud computing’ como son sus últimas herramientas: DynamoDB NoSQL database y el anuncio más reciente Lambda, un servicio informático que se encarga de ejecutar código en respuesta a diferentes eventos y gestiona los recursos de informática de forma automática por el usuario, lo que facilita la creación de aplicaciones que responden rápidamente a nueva información.[6]

A pesar de liderar el mundo del ‘cloud computing’ Microsoft y Amazon no son los únicos jugadores en escena. Plataformas como la nube de Google (Google Cloud Platform) vienen pisando fuerte además de otros proveedores como IBM (SoftLayer), VMware, HP, Verizon, CenturyLink, Rackspace.

Si ha decidido migrar parte o todo su negocio a la nube invierta tiempo y recursos en realizar un análisis exhaustivo de las necesidades de su empresa. La oferta de servicios en la nube es muy variada y se adapta a perfiles de negocio diversos.

Sin embargo, si ya es usuario de Microsoft, Azure puede ser su mejor apuesta para asegurar una transición fluída, con coste controlado, integración de todas sus licencias en propiedad y alta aceptación por parte de su equipo.

Si tiene preguntas sobre las implicaciones de la migración o simplemente quiere que le ayudemos a identificar y planear cómo migrar su negocio a la nube póngase en contacto con nosotros en info@bravent.net.

 

Fuentes
[1] http://www.gartner.com/technology/reprints.do?id=1-1UM941C&ct=140529&st=sb
[2] http://www.networkworld.com/article/2850114/cloud-computing/gartner-s-cloud-showdown-amazon-web-services-vs-microsoft-azure.html
[3] http://www.networkworld.com/article/2850114/cloud-computing/gartner-s-cloud-showdown-amazon-web-services-vs-microsoft-azure.html
[4] http://aws.amazon.com/es/windows/resources/licensemobility/
[5] http://www.networkworld.com/article/2850114/cloud-computing/gartner-s-cloud-showdown-amazon-web-services-vs-microsoft-azure.html
[6] http://aws.amazon.com/es/lambda/

¿Te gusta lo que lees? Suscríbete a nuestras newsletters

2018-08-07T13:43:12+00:00