Microsoft Team Foundation Server, la solución definitiva

//Microsoft Team Foundation Server, la solución definitiva

Microsoft Team Foundation Server, la solución definitiva

En estos tiempos de crisis, en la gestión de los proyectos  aparecen constantemente en las conversaciones y reuniones frases como, “Optimización de recursos”, “minimizar costes”, “mejor calidad en menos tiempo”. Todos estos objetivos se complican aún más debido a que una de las medidas para apoyarlos es la subcontratación de equipos de desarrollo que se encuentran disgregados geográficamente.

Existen pocas herramientas en el mercado capaces de dar solución a todos estos problemas. Tras haber trabajado en este entorno  durante varios años creo  que la herramienta apropiada es Microsoft Team Foundation Server.

Con esta herramienta podemos abarcar todo lo necesario:

  • Control de versiones de código fuente
  • Servidor de integración continua (build server)
  • Laboratorio de pruebas y compilaciones automáticas
  • Registro de incidencias (Bug Tracker)
  • Gestión de requisitos, de tareas, de incidencias
  • Gestión de recursos humanos
  • Acceso a la información de forma remota  y ágil (Proxy Server)

Team Foundation Server es una herramienta que aporta lo necesario para poder explotar la información para la correcta gestión de los proyectos, para ello dispone de una perfecta sincronización con:

  • SharePoint Server
  • Project Server
  • Analisys service
  • Reporting Service (SSRS)
  • Herramientas Office, como Excel, Word, Project, Visio
  • CVMM (System Center Virtual Machine Manager) para la creación automática de entornos de pruebas o laboratorios

TFS permite la optimización de los procesos de trabajo y se alimenta de la información necesaria para ajustarla a nuestras necesidades.

Para aquellos que se inician en la gestión de proyectos con TFS y no tienen tiempo ni presupuesto para dicha optimización pueden utilizar plantillas muy comunes sobre diferentes metodologías como (CMMI, Scrum, Ágil, etc…). Tomando como base estas plantillas se pueden ir mejorando y adaptando a nuestras necesidades progresivamente y sin grandes esfuerzos.

Gracias a la implantación de servicios de Proxy se agiliza sustancialmente la gestión y la implantación de código para proyectos en los que los equipos de trabajo se encuentran separados físicamente.

Una buena opción que está surgiendo para trabajar con TFS sin tener grandes inversiones de puesta en marcha es la de contratar los servicios completos de ALM Microsoft con una empresa especializada en la personalización e implantación de estas herramientas, ya que tienen la infraestructura necesaria creada  y aportan valor añadido facilitando plantillas de procesos basadas en la experiencia. Otro factor positivo es que en cualquier momento tienes  la opción de trasladar dichas infraestructuras a tu propia empresa.

La última versión que ha sacado Microsoft al mercado es TFS 2013 pero las más probada es la TFS 2012, dando unos resultados más que satisfactorios, os animamos a descubrir esta herramienta.

Si tú ya la usas, nos encantaría que compartieras con nosotros tu opinión.

¿Te gusta lo que lees? Suscríbete a nuestras newsletters

2018-08-07T13:43:16+00:005 diciembre, 2013|Categories: ALM|0 Comments
Translate »