¿Cómo empezar a trabajar con DevOps?

//¿Cómo empezar a trabajar con DevOps?

¿Cómo empezar a trabajar con DevOps?

Siempre que se esté trabajando en un proyecto de desarrollo, la manera de implementarlo y de trabajar del equipo será una de las claves para que la entrega sea un éxito y se lleve a cabo en las fechas establecidas. Cuando en una empresa no está implementada la cultura DevOps, en muchas ocasiones tienden a surgir más problemas a lo largo del desarrollo. Por ello, en los últimos años, gran parte de las compañías han optado por ella.

Aun así, existen unos pasos que se deben cumplir antes de comenzar a trabajar con DevOps. Es muy importante conocer el feedback del cliente para adaptar lo antes posible la manera de trabajar, focalizándonos en tres puntos:

El software entregado. Los clientes utilizan el producto y comprueban si la usabilidad, interfaz y funcionalidades se adaptan a sus necesidades o tiene algún punto de mejora.

El entorno al que se está entregando. Basándonos en la eficiencia operativa del entorno y en cómo se realizó, podemos identificar los puntos débiles y buscar la manera de mejorarlos, incluyendo temas relacionados con la infraestructura.

La retroalimentación. Una vez finalizados, no debemos olvidar que siempre se va a poder mejorar el proceso; bien sea en la colaboración de los equipos de desarrollo y control de calidad, la manera de transferir el proyecto a producción, etc. Para finalizar, cuando se llega al nivel más alto de eficiencia, es el momento de innovar y encontrar nuevas claves en el proceso de trabajo colaborativo entre los equipos.

La parte crítica de DevOps está en que todo el equipo vaya en la misma dirección. Para ello, se tiene que comenzar mirando a todo el ecosistema, comprendido por desarrolladores, ingenieros, QA, Integration testers, User testers y operaciones; e identificar cuáles son sus puntos débiles para, una vez identificados, poder llevar a cabo una estandarización de los procesos.

También hay que tener en cuenta que, dependiendo del tipo de proyecto en el que se esté trabajando, habrá diferentes necesidades; esto es, que la metodología no tiene por qué ser única y se debe adaptar siempre que el proceso lo requiera.

La implementación de la metodología DevOps es un proceso complejo por el que todos los equipos deben de pasar. Es posible que al principio no resulte sencillo pero, cuando todo el equipo vea que su primer proyecto ha resultado todo un éxito, no querrán trabajar de otra manera.

Conoce nuestra experiencia
2019-11-11T10:03:37+00:0011 noviembre, 2019|Categories: DevOps|Tags: , , , , |0 Comments